¿Qué es la mecánica rápida?

Las revisiones habituales del vehículo es a lo que se le denomina mecánica rápida.

Son revisiones y cambios periódicos que se deben hacer para un buen funcionamiento tanto del coche como del motor y diferentes partes del vehículo funcionen correctamente y evitar futuras averías.

Dichas revisiones suelen ser de:

  • Cambio de filtros
  • Revisión del estado del aceite
  • Cambio de aceite
  • Mantenimiento del sistema de suspensión
  • Embrague
  • Frenos
  • Sistema de escape

En la mayoría de los casos es conveniente realizar este servicio de mecánica rápida antes de pasar la ITV, además de ser muy recomendado pasarlo cada año o una vez que se alcance unos determinados kilómetros, dependiendo de la antigüedad y modelo del vehículo de entre unos 15.000 y 20.000 kilómetros.

Estos parámetros también varían dependiendo del tipo de combustible que utilices normalmente. Los vehículos con un tipo de combustible de gasolina suelen necesitar una revisión de mecánica rápida más periódica que los vehículos de tipo diesel.

que es la mecánica rápida

¿Es necesaria una revisión de mecánica rápida?

La principal razón por la que es necesaria una revisión mínima anual de su automóvil es el aceite del motor.

Como ya vimos anteriormente en el post de nuestro blog: «¿Cuándo cambiar el aceite del coche?«, esta revisión es de gran importancia ya que podemos evitar una futura avería grave del motor.

El aceite del motor debe estar siempre en buen estado y en un nivel óptimo para que haga su función de limpiar los residuos del motor a la perfección.

Si dicho aceite se encuentra en mal estado podría no limpiar las impurezas y hacer que nuestro motor se averíe, y es una de las partes más caras de reparar de nuestro coche.

Además de la importancia del aceite en la mecánica rápida, los filtros también son muy importantes a la hora de la revisión.

La mayoría de los coches tiene filtro de aceite, filtro de combustible, filtro de aire y filtro de habitáculo, cada uno con una función fundamental en el funcionamiento de nuestro coche.

Con el tiempo, dichos filtros se vuelven defectuosos y no llevan a cabo su función correctamente con lo que también pueden suponer una avería para nuestro coche. Por ejemplo si el filtro de combustible no limpia bien las impurezas que lleva hoy en día la gasolina, o no deja pasar suficiente combustible, nuestro coche empezará a dar fallos constantemente.

Estos requisitos son fundamentales a la hora de evitar futuras averías de nuestro vehículo que suponen un gasto totalmente remediable si realizamos periódicamente revisiones de mecánica rápida.

Importancia de la mecánica rápida para nuestro vehículo

Cómo ya hemos visto anteriormente, la mecánica rápida te ayudará entre otras cosas a mantener un buen funcionamiento de su automóvil y una gran prevención frente averías y accidentes.

A continuación vamos a contarles algunas de las razones más importantes por las que estar al día con las revisiones de nuestro vehículo.

Mejora del rendimiento y la fiabilidad de nuestro vehículo

Como ya hemos dicho en este post, gracias a llevar un seguimiento del estado de nuestro vehículo y de sus componentes, podremos identificar el desgaste de sus componentes y cambiarlos cuando su funcionamiento no es el adecuado.

Hay muchos de los componentes de nuestro vehículo que son más vulnerables al desgaste natural dependiendo no solo del uso que le demos al coche o de nuestra conducción si no que también depende entre otras cosas del clima y las temperaturas de nuestro lugar de residencia.

Si tienen la experiencia de haber vivido en diferentes países, se habrán dado cuenta que ciertas piezas que forman parte de la mecánica rápida de nuestro coche no tenían la misma vida útil en una ciudad que en otra, La pieza que quizás se note más la longevidad de su vida útil son los filtros, tanto de aire como de habitáculo.

La seguridad lo primero

Llevar una revisión del estado de nuestro coche y de las piezas de las que hemos estado hablando, puede suponer evitar un accidente futuro por un mal funcionamiento del coche. Aunque los accidentes pueden producirse por causa ajena a nuestro coche o conducción puesto que dependemos de causas externas y de otros usuarios de las carreteras, si es verdad que, si evitamos un posible fallo puntual del motor como una leve desaceleración por los filtros de combustible saturados o la rotura del motor por suciedad, ayudará a prevenir futuros accidentes y averías de nuestro coche.

Al hablar de prevenir accidentes no solo estamos hablando de un posible siniestro de nuestro vehículo, queremos hacer hincapié sobre todo en la prevención de daños físicos y emocionales que podemos causar a otros usuarios, a nosotros mismos o a los pasajeros de nuestro automóvil.

Existen cursos de la DGT sobre seguridad vial y transportes donde podrás aprender más sobre seguridad

Ahorro en futuras averías

Gracias a la mecánica rápida, podemos evitar posibles averías con un coste muy superior a una simple revisión en nuestro taller de confianza. No solo hay que mirar por nuestro coche, sino también por nuestro bolsillo, ya que un simple cambio de aceite no supone un coste, pero en cambio cambiar todo el motor o simplemente una simple pieza del motor, conlleva un gasto muy elevado que podemos evitar.

Contribuir al medio ambiente

Aunque los coches funcionen con combustible fósil, siempre podemos ayudar a contaminar menos.

Asegurarse del funcionamiento y el estado del aceite y de que no existen fugas de gases extra es necesario para ayudar a tener un medioambiente más limpio dentro de lo posible.

Valor de reventa

Una opción cuando vamos a cambiar de coche es la reventa de nuestro vehículo antiguo.

Un buen mantenimiento del mismo, hace que su valor aumente ya que no es lo mismo llevar todas las revisiones al día y que nuestro vehículo, aunque antiguo, funcione correctamente y sin fallos ni averías a la vista, ayudará a aumentar el precio de cara a una venta a otro usuario.

Prevención de averías en viajes largos

La mayoría de usuarios la única revisión que le hacen a sus coches antes de emprender un viaje largo o unas vacaciones es ver el estado de los neumáticos y la presión de los mismo, esto es totalmente recomendable y esencial, pero, no es todo lo que debemos hacer.

Nuestra recomendación como expertos es realizarle también una revisión de mecánica rápida para ver el estado de las partes esenciales del coche para evitar así tener una avería en medio de nuestro viaje.

importancia de la mecánica rápida para nuestro vehículo
La mecánica rápida es una revisión que se debe realizar con una cierta periodicidad, ya que, el estado del coche puede influir en futuras averías, mal funcionamiento y ahorro entre otras cosas. En nuestro taller de coches en Madrid disponemos de este servicio esencial para la vida útil de su vehículo, puede contactar con nosotros a través de la web o llamarnos al 913157863.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *